La tecnología avanza en nuestra sociedad, atravesando cada vez más las relaciones humanas e incluso los hechos y actos jurídicos. La justicia no puede mantenerse al margen de esta realidad. La pandemia, el incremento de los delitos que involucran un componente tecnológico digital y su repercusión en las relaciones, civiles, comerciales y familiares, han dejado esto en evidencia y han generado una demanda urgente por parte de la justicia en general, tomada y canalizada por la JuFeJus, en cuanto a la necesidad de contar con una Guía Integral de Empleo de la Prueba Digital en los Procesos Civiles y Comerciales que compile un conjunto de protocolos destinados a abogados, peritos informáticos de parte y a miembros de los juzgados, para la República Argentina, que luego pueda ser adaptada por cada organización de Justicia Provincial de acuerdo a la particularidad de su código procesal para el manejo de la prueba digital. Esto contribuirá, sin dudas, a una mejor administración de justicia, permitiendo su recuperación e inserción dentro de los procesos judiciales respetando los principios informático-forenses básicos y las garantías procesales. 

Atravesamos una transformación digital que implica de manera directa a las personas, las instituciones y sus relaciones. La información digital es cada vez más abundante y compleja, lo que genera la necesidad de utilizarla como prueba en un reto creciente para los estados y sus agentes de justicia. Por otra parte, es mayor la necesidad de las instituciones judiciales de contar con Protocolos de Extracción, Preservación y Presentación de Prueba Digital de manera de establecer un conjunto de Buenas Prácticas que permitan dar validez y acreditar los hechos que resultan controvertidos en el marco de los procesos judiciales.

Ante esto, investigadores de InFo-Lab, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad FASTA y de la Universidad Champagnat presentaron hoy el inicio del PDTS “Desarrollo de una Guía de Recomendaciones para la Implementación de Protocolos de Adquisición, Preservación y Presentación de la Prueba Digital - PAFE-CCyLF”. El aporte de este producto tecnológico es sustantivo para una justicia moderna, acorde a los tiempos que corren y a las necesidades de los justiciables, en tanto la dotan de la capacidad de administrar los procesos y evidencias digitales totalmente incorporadas e inseparables del mundo y sociedad actual. Para este proyecto Se requiere contar con un producto tecnológico de abordaje interdisciplinario que establezca recomendaciones de actuación oficial para el manejo de la prueba digital, que contribuya a una mejor administración de justicia, permitiendo su recuperación e inserción dentro de los procesos judiciales respetando los principios informático-forenses básicos y dando las garantías necesarias para las partes. Esta guía de actuación general podrá ser adaptada por cada organización de Justicia Provincial de acuerdo a la particularidad de su código procesal para el manejo de la prueba digital.

No existe en la Argentina un instrumento como el que demanda JuFeJus. La necesidad de contar con un producto como este es imperiosa puesto que la falta de abordaje uniforme en lo que respecta a extracción, preservación e incorporación de evidencia digital en procesos civiles y comerciales, laborales y familiares se traduce en decisiones desiguales y, en ocasiones, contrarias a derechos humanos constitucionalmente reconocidos, alejando a los justiciables de la tutela judicial efectiva en tiempo razonable a la que tienen derecho. Además, se trata de un producto tecnológico inédito en Argentina que es imprescindible desarrollar y que requiere de experiencia y antecedentes en el tema que el equipo convocado al efecto puede demostrar. El trabajo interdisciplinario e interinstitucional que se prevé, producirá conocimientos y desarrollos tecnológicos originales y de suma utilidad práctica que podrán luego ser adoptados por las provincias, además de la adoptante original (Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza), a través de la transferencia que se realice desde el Instituto Federal de Innovación, Tecnología y Justicia de la JuFeJus. Esta experiencia será innovadora en términos de mecanismos de adopción de los desarrollos tecnológicos por parte de la justicia en todo el territorio nacional.

La JuFeJus toma esta demanda generalizada de los organismos de justicia y la hace propia y formal en este PDTS, a través del Instituto Federal de Innovación, Tecnología y Justicia de la JuFeJus. Asimismo, el compromiso de adopción temprana del desarrollo tecnológico en cuestión por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza permitirá su validación y transferencia al resto de las provincias que constituyen una demanda potencial importante, en tanto la propia JuFeJus será la promotora de tal transferencia.